Empresarios reciben herramientas para el desarrollo de sus empresas.

Recinto Paraíso de la UCR

 

Empresarios reciben herramientas para el desarrollo de sus empresas

 

Nelson Moya Moya / Periodista

 

nelson.moya@ucr.ac.cr

 

El Recinto de Paraíso de la Universidad de Costa Rica, según lo plantea el Estatuto Orgánico de la institución, debe generar dentro de su área de impacto, espacios para la capacitación y el enriquecimiento académico, en pro del desarrollo de los y las integrantes de las diversas comunidades que así lo requieran.

 

Una de las fortalezas para poder cumplir a cabalidad con esta función, se genera por medio del Trabajo Comunal Universitario (TCU). A continuación, daremos a conocer los logros que se han alcanzado por medio de la implementación del TCU 563: “Apoyo a Microempresas, Grupos Organizados e Instituciones Públicas”, bajo la tutela de la profesora Rosa Elena Gómez.

 

Al respecto, la docente Gómez expresa: “El TCU provee a los beneficiarios de una guía formal para llevar a cabo y mejorar sus actividades productivas, en las áreas de la administración, la educación, la informática y el turismo; y colabora con instituciones públicas que requieren acompañamiento en las áreas citadas; con el propósito de ofrecer a la comunidad herramientas para el desarrollo económico y social de la región”.

 

Es importante destacar que como parte de la ejecución del proyecto, se han realizado una serie de actividades de diagnóstico, de capacitación, de asesoría y de elaboración de productos específicos. Esto ha permitido identificar las microempresas y sus necesidades, así como evaluar su funcionamiento.

 

La cantidad de personas beneficiadas asciende a más de 1250 personas, quienes han recibido capacitaciones orientadas hacia diversas temáticas, por ejemplo: Cursos de Expresión Oral y Lenguaje Corporal, Cursos de Inglés, Introducción a la Contabilidad y a la Contabilidad de Costos, Curso de Servicio al Cliente y Cursos de Emprendimiento, de Planeación, de Trabajo en Equipo; y se ha logrado el desarrollo de páginas web y software para microempresarios y organizaciones.

 

En resumen, y según palabras de la profesora Rosa Elena Gómez, el TCU ha funcionado como enlace, como punto de encuentro, y como soporte logístico e intelectual, para desarrollar proyectos de gran importancia para la zona del área de influencia del Recinto de Paraíso. Y algo muy valioso, impactar sobre comunidades que sin el aporte del TCU, no hubieran tenido ningún apoyo en pro del emprendedurismo y engrandecimiento de sus empresas.

Foto 1: El estudiante de Dirección de Empresas Juan José Ulloa impartiendo lecciones de contabilidad. (Rosa Elena Gómez)

 

Resumen: 
El Recinto de Paraíso de la Universidad de Costa Rica, según lo plantea el Estatuto Orgánico de la institución, debe generar dentro de su área de impacto, espacios para la capacitación y el enriquecimiento académico, en pro del desarrollo comunal.